Como Se Cocina La Arcilla?

Como Se Cocina La Arcilla
Muchos de nosotros hemos modelado alguna vez, sin embargo, no siempre hemos terminado cociendo nuestras obras en un horno. Cada vez son más los aficionados, colegios y centros de estudios artísticos que adquieren un horno cerámico, ya que la cocción de las esculturas es fundamental para garantizar su perdurabilidad y estabilidad.

Una pieza de barro seca y vacía Un horno cerámico profesional

Pasos a seguir: 1 Amasa muy bien la pieza mientras la modelas para que no aparezcan burbujas de aire en su interior que puedan hacerla explotar en el horno.2 Asegúrate de que la pieza no sea maciza, y si está vaciada comprueba que tenga una entrada para el aire o podría explotar en el horno.3 Para cocer una pieza de barro lo primero que necesitas es que esté completamente seca,

  1. Para ello te puedes ayudar del artículo “Cómo secar una escultura de barro”, donde aprenderás a eliminar la humedad de tu figura de un modo progresivo.4 Ten en cuenta que tras la cocción la pieza pierde tanta humedad que encoge notablemente, perdiendo cerca de un 10% de su volumen.
  2. Si tu pieza debe tener unas medidas en concreto, hazla más grande para compensar esta contracción.5 Apúntate a un curso de cerámica o modelado en barro,

Además de enseñarte y orientarte, allí normalmente se encargan del proceso de cocción.6 Si vas por libre, consigue acceder a un horno profesional de cerámica, Es fácil encontrarlo en numerosos centros cívicos o en talleres y tiendas de alfarería, donde pueden cobrarte entre 5 y 30 € dependiendo del tamaño de la pieza y el espacio que ocupe en el horno.

  • Lo más común es aprovechar una hornada para cocer varias piezas.7 No intentes cocerlo en el horno de casa,
  • Para ello venden unas pastas especiales en tiendas de manualidades que se cuecen a bajas temperaturas.8 Si tu pieza es de unas medidas colosales y el horno es pequeño, tendrás que cocer la escultura por partes y ensamblarlas a posteriori.
You might be interested:  Como Modificar Una Cocina Pequeña?

Si no quieres verte obligado a despedazarla, ponte en contacto con una empresa que posea un horno industrial. En Badalona puedes encontrar alguno.9 La temperatura de cocción variará dependiendo del tipo de arcilla, La arcilla más común empleada en cerámica, compuesta por diferentes tipos de silicatos de aluminio hidratados, se cuece a una temperatura que oscila entre los 900º y los 1000º.

¿Cómo cuidar la arcilla?

Guarda la arcilla en un recipiente hermético cuando no la estés usando para que dure más tiempo. Sin embargo, ten en mente que la arcilla se malogrará en algún momento. Una vez que la arcilla esté seca, no habrá problema en decorarla con pintura o pegamento con brillantina. Nunca dejes la estufa o el horno encendidos.

¿Cómo hacer tu propia arcilla?

Descargar el PDF Descargar el PDF Hacer tu propia arcilla es una manualidad divertida y fácil que puedes utilizar para crear regalos, recuerdos y proyectos de la escuela. Mezclar una tanda de arcilla requiere poco esfuerzo y es probable que ya tengas los ingredientes en casa.

¿Cómo hacer arcilla de aceite?

Descargar el PDF Descargar el PDF Hacer tu propia arcilla es una manualidad divertida y fácil que puedes utilizar para crear regalos, recuerdos y proyectos de la escuela. Mezclar una tanda de arcilla requiere poco esfuerzo y es probable que ya tengas los ingredientes en casa.

¿Cómo usar arcilla en cerámica?

Ingredientes –

  • 2 tazas (480 ml) de agua
  • 2 tazas (250 g) de harina común
  • 3/4 de taza (230 g) de sal
  • 4 cucharaditas de cremor tártaro
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • colorante alimentario (opcional)
  • extracto de vainilla (opcional)
  • una olla antiadherente
  • cuchara de madera
  • bolsa hermética de plástico
  • 4 tazas (480 g) de harina común
  • 1,5 tazas (420 g) de sal
  • 1,5 tazas (350 ml) de agua
  • 2 tazas (550 g) de sal
  • 2/3 de taza (160 ml) de agua tibia
  • 1 taza (120 g) de almidón de maíz
  • 0,5 tazas de agua fría
  • colorante alimentario (opcional)
  • tierra rica en arcilla
  • agua
  1. 1 Combina harina común, sal y cremor tártaro en una olla grande. Usa tazas medidoras para agregar 2 tazas (250 g) de harina común y 3/4 de taza (230 g) de sal de mesa en una olla antiadherente grande. Luego usa cucharas medidoras para medir 4 cucharaditas de cremor tártaro y agrégalo a la olla. Utiliza una cuchara de madera para revolver los ingredientes hasta que estén combinados.

    Lo mejor es mezclar los ingredientes secos antes de agregarles los húmedos para que el producto final sea más consistente.

  2. 2 Agrega 2 tazas (240 ml) de agua y 2 cucharadas de aceite vegetal. Usa una taza medidora para verter 2 tazas de agua a temperatura ambiente en la olla. Luego mide 2 cucharadas de aceite vegetal con cucharas medidoras. Revuelve los ingredientes con una cuchara de palo de madera para combinarlos.

    Revuelve los ingredientes hasta que todos los secos estén humedecidos gracias a los húmedos.

  3. 3 Calienta los ingredientes a fuego medio mientras los revuelves con una cuchara de madera. Coloca la olla sobre la estufa y enciende el fuego a medio. Usa una cuchara de madera para revolver los ingredientes de manera continua conforme los vayas calentando.

    No dejes que la arcilla se asiente en las paredes de la olla pues se quemará. Revuélvela continuamente para que se caliente de manera uniforme.

  4. 4 Deja de revolver y apaga el quemador cuando la arcilla se haya convertido en una bola densa.