Historia

En Tupungato, localidad con nombre de excelente vino mendocino, que se encuentra a, aproximadamente, 70 kilómetros al sudoeste de la capital de Mendoza, en una finca a las afueras de la ciudad, trabaja la familia Karup – Pereyra Da Silva, haciendo, con calidad y amor, los excelentes cuchillos artesanales de la marca KDS.

Juan Carlos, el papá y su mujer, Carmen, son oriundos de Puerto Rico, provincia de Misiones, Argentina, radicándose en esa bellísima comarca en la década de los años 70, donde se asentaron y fundaron una, ahora numerosa, familia, muy unida y muy bien avenida.

Para mejor ambientarse es importante saber que el lugar es ya una pequeña villa en sí misma, presididas por un mástil que enarbola permanente y orgullosamente la bandera argentina junto al cartel que identifica a la finca como el lugar donde se producen esos excelentes cuchillos, detrás aparecen las edificaciones. A la casa paterna original se le fueron agregando otras construcciones, primero el infaltable e imprescindible galpón guardatodo, luego el taller con sus oficinas y el salón de exposición y ventas, posteriormente se agregó la casa de Alberto, más tarde el quincho con su correspondiente pileta de natación (delicia de los nietos de Juan Carlos) y el departamento para las visitas y finalmente, por ahora, la casa de Pedro Raúl. Todo ello enclavado en una serranía que conforma la cara opuesta a la cordillera con la que forma el valle de Uco, brindando una vista de las cimas nevadas, capitaneadas por el mismísimo cerro Tupungato, realmente de lujo, excepcional.